Mesa de ocho citas

1. REINVENTAR LOS JUEGOS DE MESA. Un jugo de Pictionary vía Zoom fue un éxito con la familia Nelson. Múltiples personas pueden sumarse a y hacer dibujos en la pizarra de Zoom. La suscripción básica es gratuita. 2. CITAS, EN CASA. Los Phinney están preservando las tradiciones de la noche de citas. bilbao – A las puertas del circuito de Albert Park el público se agolpaba aguardando para acceder y disfrutar del Gran Premio de Australia, fijado para entre el 13 y el 15 de marzo. Quedaban minutos para que el Campeonato del Mundo de Fórmula 1 arrancara, para que los pilotos agarraran los volantes en la primera jornada de la temporada 2020. „La primera cosa que recuerdo es estar debajo de algo. Era una mesa, veía la pata de una mesa, veía las piernas de la gente, y una parte del mantel colgando. Estaba oscuro allí debajo, me gustaba estar ahí. Debió de haber sido en Alemania, yo debía de tener entre uno y dos años de edad. Era en 1922. Me sentía bien bajo la mesa. Mesa para ocho citas perthin un lenguaje claro y preciso, el autor va describiendo las sensaciones que experimentamos ante los objetos cotidianos, desde una taza de té hasta una raqueta de tenis, para tratar de explicar así cómo se puede disfrutar mejor de los edificios que configuran nuestro entorno. Start studying Citas de Bernarda Alba. Learn vocabulary, terms, and more with flashcards, games, and other study tools. Ocho citas marisqueras. Publicado por A. R. A ... Caseta del Parrillo, Sant Carles de la Ràpita (Tarragona) Ostras y cava en la Caseta del Parrillo (Tarragona), una batea de 200 metros cuadrados en medio de la bahía de los Alfaques, al sur del Delta del Ebro. A continuación te mostramos aquellos refranes ,frases y dichos que hablan sobre Mesa cada una de estas sentencias están llenas de la sabiduría popular de los pueblos hispanoamericanos y se han transmitido de manera ininterrumpida a lo largo de los siglos. Las citas rápidas se originaron en círculos judíos de los Estados Unidos como una vía para asegurar que las personas Si dos se llevan bien, intercambian los teléfonos y. le que se sentaran mejor en la mesa de la cocina porque sólo cuando Ry vio lo antes de recibir la llamada de Ry y levantarse para arreglarse precipitadamente. Los frases sobre ocho más interesantes de autores de todo el mundo: una selección de citas divertidas, inspiradoras y motivadoras sobre ocho.

Desagradable encuentro con madre con derecho

2020.06.16 02:48 ShangTsung1992 Desagradable encuentro con madre con derecho

Hola aquí Shang Tsugn con una nueva historia de madres con derecho
Historia de Trasfondo: esto paso antes de la cuarentena Estaba con dos amigos y mi Primo solo salgo con ellos dos ya que no me gusta salir mucho a el exterior Salimos a tomar un café en un lugar de nuestra ciudad en ese lugar nos reunimos seguido ya que eso nos relajaba y en ese lugar mi primo y yo conocimos a mis amigos nos conocimos nos reunimos en el café que llamaremos Blend-s ese no es el nombre del cafe pero lo pongo así por que quiero. ese día nos reunimos por que uno de mis dos amigos Lo dejo su novia a mis amigos los llamaremos- Pato y al otro lo llamaremos Víctor. (Notece el Favoritismo
Los Protagonistas de esta historia son
Karen: MD(Madre con derecho)
Enano:Niño MALCRIADO
Mi Primo: Pos mi Primo
Yo: Batman
Pato: amigo 1
Víctor: Amigo 2
Gerenta: Mi nueva Waifu :3
Estábamos sentados en una mesa cerca de la Ventana Pato estaba con la cabeza sobre la mesa diciendo- ¿Como me pudo hacer esto? estuve con ella tres años de mi vida. Mi Primo le dice- no te preocupes, no lo mereces. ellos hablaban de sus cosas pero yo solo estaba dibujando en mi libreta de dibujos estaba haciendo un auto retrato de una mujer que estaba en la recepción. una ves terminado el boceto procedí a Remarcarlo con pluma. Mi Primo fue al Baño pero antes dijo- Me voy a cambiarle el agua al canario, ustedes dos Vallan por el café y un pedazo de Pastel de chocolate ya que si se lo pido a ese brujo se quedara idiotizado por esa chica.
Dijo eso refiriéndose a mi ya que no paraba de mirar a La Mujer recepcionista. yo no le respondo y continuo mi dibujo, Pato y Víctor me dejaron solo con mi dibujo, cuando iba a terminar mi dibujo un niño del demonio llega y dice- ¿Oye puedo ver?. Soy alguien que le gusta compartir su arte le muestro el dibujo y el dice- Dibujas genial, ¿me puedes dar tu libreta?. me nege, Esta libreta fue un Regalo de parte de mi madre y lo aprecio mucho le dije- Lo siento niño pero esto es importante para mi así que no puedo dártelo. el niño estaba molesto se fue corriendo y gritando hacia otra parte del café.
Continué con el Dibujo pero se escucho una voz que decía- ¿!Oye tu, Por que regañaste a mi Bebe¡?. me di la vuelta y dije- ¿Que?. La mujer Era jodida mente Gorda, era una puta ballena la mujer dijo- Por que regañaste a mi Precioso hijo. Le respondí- Señora no lo regañe, Le dije que no podía tener mi libreta de dibujo. la mujer tenia en la boca partes de lo que antes era un pastel de nuez en la boca se veía horrible era como ver comer un cerdo. La mujer gritaba que debía darle mi libreta su hijo por que ella no podía pagarle una. Es enrecio esta ballena estaba con un bolso Gucci, Zapatos de marca y había comido un pastel grande ella sola, no me jodas, la ignore para continuar con mi dibujo- La mujer al ver que no le prestaba atención me Lanzo un baso de agua que estaba en la mesa arruinando mi dibujo y mojando mi ropa, me levante de golpe tirando mi libreta provocando un escándalo que llamo la atención de la Recepcionista y la de mis amigos. la Recepcionista dijo- Señora temo que tendrá que retirarse. la madre con derecho grito- Pero este tipo robo la libreta de mi hijo. la recepcionista dijo- Señora vi todo desde la Barra usted agredió a este cliente y le arrojo agua. La mujer estaba gritando como loca y exigía ver al terne entonces la Recepcionista dice- Saludos soy Maika (Nombre inventado para proteger su privacidad) soy la Gerente de este Establecimiento Escuche de uno de mis empelados que quieres decir algo. La mujer tomo a su Hijo del brazo y salio corriendo.
Mi Primo volvió se sorprendió al verme mojado y dijo- ¿Pero que Puta madre esta pasando aquí?, Pato, víctor Los dejo solos unos minutos y ya mojaron a Shang. la recepcionista se disculpaba por lo sucedido después recoge mi libreta del suelo y me la entrega, ella vio que la estaba dibujando ella toma mi lápiz y escribe algo en La libreta después dice- Llámame, Me caes bien Salgo a las Ocho por Cierto. La Gerente se marcho de regreso a la recepción atendiendo a otras personas. Víctor dijo- Nosborn Que Galan, ¿hay algo que este joven no haga Bien?. Pato Golpeo a Víctor en el hombro y dice- Deja en paz a Shang. Mi Primo sonríe y dice- Mas te vale invitarla a salir Hoy o sino te mato. yo solo asentí y dije- Lo hare.
Todo continuo normal, Pato Se la paso jodiendo todo el rato con lo de la Gerente.
Nota: Si Salí con la gerente, Pato, Víctor y mi Primo estaban Espiándonos todo el Rato que tuve una cita con ella, Pero lo ignore. por la cuarentena No he Podido Verla pero nos escribimos Mucho, ella es una Fanática del anime y los Videojuegos. esto paso mucho antes de la cuarentena por lo que ahora ya llevamos un buen de tiempo no dos semanas
Pos Nota: Si Ella es la Dominante de la Relación ella me robo el Primer beso, y me besa de sorpresa.
Pos pos Nota: No ella no me da descuentos en el Cafe, es mas hace bromas diciendo que debería dejarle docientos pesos como Propina yo solo le doy Veinte o treinta, es una Molestosa de Primera Pero la amo
submitted by ShangTsung1992 to PadresConDerechos [link] [comments]


2020.06.05 00:11 Lightnight799 Karen me grita porque mi compañera no la trata tan bien como yo a mis pacientes

Esta es mi primera publicación, así que intentaré ser clara dando un poco el contexto de toda la situación. Así que será largo.
Actualmente estoy trabajando en una clínica (no poseo estudios médicos ni de enfermería, entré bajo una beca). Actualmente, por el tema de la pandemia, ninguno de los derechohabientes tiene permitido ingresar al edificio, lo que hacemos es hacerles hacer dos filas (una para la gente con cita medica agendada , y la otra para aquellos que NO tengan cita agendada. El protocolo es el mismo: hacen fila, se revisa el carnet, se les pone un sticker de color para diferenciarlos [si vienen por faltantes, si tienen cita, si van a vacunas, si van a realizar algún trámite, etc.], los pasamos a una fila de 10 personas (aquí los que no tienen cita suben con un médico para que les haga recetas y actualice el expediente y ya después baja y se une a la carpa de abajo), después los pasamos a una carpa (para protegerlos del sol) donde deben esperar otro rato y de ahí los pasamos a la segunda carpa donde se les recogen los carnets, de ahí llevamos los carnets a las listas de los consultorios para buscar al paciente y sus recetas, después los agendamos para el mes que sigue, llevamos los carnets y las recetas a farmacia para que surtan el medicamento y ya después lo llevamos al dueño). La verdad es un proceso largo y tedioso para ambas partes.
Casi todos los corredores (los que recojemos carnets, re-agendamos y surtimos) tenemos la misma rutina:
Corredor: ¡[inserte nombre genérico aquí]! -el paciente se levanta de la banca y camina a una mesa que está a medio camino entre los dos- buenos días, aquí está su siguiente cita -abre el carnet en la página, señala con el dedo la fecha y la hora-, su siguiente cita es el [inserte día, hora y consultorio genéricos], le faltaron: [inserte numero y nombre de los medicamentos faltantes mientras le muestras las recetas selladas]. No señ[email protected], no sé cuando llegue el medicamento, lo que puede hacer es llamar al numero de farmacia la próxima semana [se le entrega un papelito con el número de la farmacia] y preguntar por su medicamento o puede venir y preguntar en la entrada (aquí la conversación se divide, o te dan las gracias por atenderlos aunque no haya habido medicamento o te empiezan a mentar la madre y a gritar. Si ocurre lo primero nos sale una sonrisa sincera debajo del cubrebocas porque pocas veces nos dicen palabras amables y les deseamos un bello día y hasta tenemos una pequeña conversación, si ocurre lo segundo los dejamos gritar o nos ponemos a pelear con ellos, dependiendo de tu humor y de cómo se esté comportando la persona frente a ti).
Ahora si, mi historia.
Hace un par de días estaba surtiendo y habían dos Karens en la mesa, esperando sus medicamentos faltantes y se me ocurrió preguntar si ya las habían atendido (porque a veces se acercan para preguntar algo, decir que les faltó algo, que si podían ir con el médico, que la cita, o alguna duda sencilla de responder). Grave error.
La Karen uno me contestó que si, que le estaban resolviendo de su medicamento faltante y le dije que muy bien y la otra Karen se quedó callada. Ya me disponía a retirarme por el siguiente surtido de medicamentos cuando la Karen de 50 años me comenzó a increpar que porqué mi compañera que la estaba atendiendo (que tiene la delicadeza y amabilidad de un ladrillazo en la nariz) no la trataba tan bonito como yo que trataba bonito a las personas que me tocaban surtir (ella llega, deja el medicamento en la mesa, llega en paciente y le entrega todo con mala actitud y se va. Yo llego y hago toda la rutina que ya describí con mi mejor voz de recepcionista, me quedo hasta que la persona se va y resuelvo dudas de otras personas); que por qué no hay medicamentos entre otras cosas.
Yo: mire señora, el medicamento está faltando desde la capital del país, no es culpa nuestra que no nos manden todo lo que ustedes necesitan; no sabría decirle por qué no le agendaron cita a su padre, generalmente cuando nosotros les entregamos el medicamento les decimos el día y la hora de su cita, si no, de todos modos les entregamos todo y ustedes tienen el deber de revisar su siguiente cita para que nosotros se las re-agendemos.
Karen: ¿Y COMO LE HAGO ENTONCES, EH?, ¡MI PADRE TIENE CÁNCER Y ESTÁ MUY ADOLORIDO Y USTEDES NO LE AGENDARON NUEVA CITA Y SU MEDICAMENTO ES MUY CARO!
A media alegata azotó la mesa con sus manos y me miraba furiosa, yo simplemente la veía con aburrimiento, hacía menos de una hora un sujeto me gritó mil veces peor, el cual estoy segura de que si no hubiera habido un policía ahí, habría intentado agredirme físicamente [al cual también mandé a la chingada], así que su pequeño berrinche no iba a hacer mella en mí.
Sí podemos agendar cita si no tiene, lo hacemos seguido con aquellos pacientes que son amables y lo piden de por favor o que vemos muy preocupados o urgidos de cita, pero esa perr* no se ganó mi favor y consideración tras comenzar a gritarme y tratarme de esa manera.
Yo: puede formarse a las 6 de la mañana aquí afuera y hacer fila para cita presencial. No se si haya citas aún para que pase de una vez, así que, cuando salga puede ir a preguntar. (Ya no habían cupos, se acaban en las primeras dos horas de trabajo y ya iba a ser medio día, pero su actitud solo me ponía de mal humor porque yo no tenía la culpa de nada y ella había decidido que yo iba a ser el chivo expiatorio y como ella me estaba tratando con la punta del pie, no merecía mis consideraciones).
Se veía lo suficientemente sana, fuerte y cuerda para madrugar y hacer fila como todos los demás.
Karen: ¡¿LAS SEIS DE LA MAÑANA?!, ¡ES MUY TEMPRANO!, ¡SE SUPONE QUE NO DEBEMOS SALIR POR EL VIRUS Y USTEDES NOS OBLIGAN A SALIR CON SU INEPTITUD!, ¡ADEMÁS, ES SU TRABAJO RE-AGENDAR Y DECIRNOS NUESTRA CITA, NO TENGO POR QUÉ REVISAR YO, SI TU DEBER ES INFORMARME!
Yo: señora, estamos llenos de trabajo, no estamos todos al pendiente de todo, se nos pasan las cosas también y, usted puede decirnos si ve que le falta algo.
Karen: ¡ES TU TRABAJO!
Karen 2: Si, ustedes deberían de estar al pendiente de todo y decirnos todo, no tenemos por qué ver si ustedes deben de hacerlo. Para eso les pagan.
Simplemente resoplé, con ellas no iba a poder dialogar como personas civilizadas así que tapé mis oídos (tengo la habilidad de tapar mis oídos y dejar de escuchar cualquier cosa que me molesta, todo se queda en silencio a mi alrededor) y solo veo como mueve los labios. Me retiro y llego por el siguiente paquete de medicamentos mientras veo como esa compañera de la que se quejaban manda a la chingada a la Karen 1 tras darle sus medicamentos (no le faltaba nada, todo lo de sus recetas era lo que se le da mes con mes), así que se esperó cerca de 40 minutos extras y no recibió nada de lo que exigía.
Un pequeño fragmento de su conversación:
Karen: ¿Y esta crema? -gritando, mirando la crema con desprecio.
Compañera: -en su mismo tono y volumen- se la recetó su ginecóloga.
Karen: -bajándole chingos de huevos a su voz- que extraño. -Tomó todos sus medicamentos y se fue.
Paréntesis: atendemos a un promedio de 250 personas físicas en 6 horas, la mayoría de ellos llevan de uno a cuatro carnets cada uno, de los cuales debemos buscar las recetas o llevarlas al médico para que las haga, re-agendar, surtir y entregar, y luego lidiar con aquellos que se inventaron alguna dolencia en el momento y nos exigen medicamentos que no tienen en su expediente y hablar con el médico a ver si se les puede dar, irnos a farmacia a preguntar y luego ver si se repite lo de ir a farmacia y luego entregar. Ten por seguro que tu carnet, al momento de volver a ti, ya pasó por, al menos, ocho manos diferentes y ninguna de ellas está al pendiente de tus cosas. Si tú haces una escena por un medicamento que no te dimos porque no viene en tu receta, ni en el sistema, ni anotado en tu expediente como medicamento de uso prolongado (como insulinas o psicotropicos relajantes) nos quitas tiempo que pudimos usar para atender a alguien más necesitado que tú. Si ves que te faltó medicamento (que si utilizas) o que te falto cita, dinos y te atenderemos con gusto, pero no nos hagas perder el tiempo.
submitted by Lightnight799 to padresconderecho [link] [comments]


2018.08.23 20:15 master_x_2k Zumbido IV

Zumbido IV

Brian llegó cuando Perra y yo estábamos caminando penosamente por el campo con palas y bolsas de basura en la mano. No es la imagen que quería que él tuviera de mí, pero me alegré de verlo de todos modos.
Me limpie usando el grifo en el abrevadero de agua de los perros, pero todavía estaba cubierta de huellas sucias de las patas, manchas de hierba y la piel todavía me picaba con la sensación de que los bichos se arrastraban sobre mí. No tenía ninguna duda de que, con mi pelo mojado y el estado de mi ropa, me veía bastante espantosa.
“Hay agujeros de bala en la puerta de entrada”, Brian habló desde el otro lado de la alambrada, levantando la voz para ser escuchado sobre el torrente de ladridos. Llevaba su traje y su casco, pero tenía la visera levantada y no estaba envuelto en su oscuridad. Desde la distancia, se vería como un tipo con equipo de motocicleta.
“Tranquilos”, ordenó Perra, y los perros se callaron. Al ver lo que los otros perros estaban haciendo, los pocos que no habían aprendido el comando se detuvieron después de uno o dos ladridos más.
“Sí, dispararon sus armas unas cuantas veces”, le dije.
“Y todavía están aquí”, dijo, con leve incredulidad.
“Mi decisión”, le dijo Perra.
“Es una mala decisión”, la amonestó.
“No voy a irme.”
Brian se cruzó de brazos. “¿Es tu orgullo o testarudez digno de lastimar a esos perros?”
Ella frunció el ceño y miró a los perros.
“Lo que dijeron sobre las salchichas,” dije en voz baja, “sobre envenenar a tus perros. No podrías detenerlos a menos que estuvieras aquí todo el día, todos los días, y tal vez ni siquiera entonces.”
“Es cobarde”, Perra escupió las palabras.
“Son cobardes”, le dije. “Básicamente la definición de cualquiera que se une a un grupo de odio. Pero incluso si atacaran de forma más directa, ¿podrías manejarlo? ¿Podrías si veinte personas aparecieran con armas de fuego? ¿O si Night y Fog pasaban a las tres de la mañana, cuando estás solo tú y estos muchachos?”
“Yo puedo arreglármelas sola.”
Suspiré un poco y planté mi pala en el suelo. Tenía que pensar en una forma de convencerla. Si perdía la paciencia frente a su terquedad, ella ganaría la discusión, y todos perderíamos.
“Lo sé. ¿Pero no es mejor confiar en nosotros? ¿Para de verdad manejar esto en lugar de hacerlo sola, escondiéndote y dejando que esos cabrones tengan el poder?”
“No me estoy escondiendo”, me miró enojada. “Estoy protegiendo-”
Brian la interrumpió, “Proteger a tus perros significaría llevarlos a un lugar seguro.”
Ella sacudió su cabeza violentamente. “No. Si hago eso, los malnacidos ganan.”
“Entiendo lo que dices”, le dije. “De verdad, sé a qué te refieres. Pero nuestra prioridad número uno es protegerlos a ti y a esos perros. Una vez que nos hayamos encargado de eso, podemos enfocarnos en enfrentar cualquier amenaza.”
Ella golpeteo con sus dedos contra su muslo, mirando hacia el edificio.
“¿Vamos a encargarnos de ellos?”, Ella hizo la pregunta un desafío.
“Sí”, habló Brian. “No me gusta que estos tipos se estén mudando a esta área. No me gusta que lleguen tan lejos como para atacar a un miembro de nuestro grupo. Si no hacemos algo para responder pronto, va a lastimar nuestra reputación. Necesitamos reputación, nos protege, da a la gente razones para pensar dos veces antes de jodernos.”
Perra asintió. “Bueno.”
Brian arqueó una ceja, “¿Bueno qué?”
“Iré, y vendrán los perros.”
Él sonrió, “Bien. No creo poder saltar esta cerca sin hacer enojar a esos perros, así que me reuniré contigo en la puerta de entrada. Voy a llamar a Coil en el camino.”
“Está bien”, dije. Cuando dio vuelta para irse, yo levanté la mano en el saludo de despedida más pequeño y patético del mundo. A pesar de que estaba bastante segura de que no lo había visto, me quedé sintiéndome como una idiota por hacerlo.
Eché un vistazo a Perra, que me estaba mirando con curiosidad.
“¿Qué?”, ​​Le pregunté, sintiéndome dolorosamente consciente de mí misma.
“Él te gusta.”
“N-”, comencé. Antes continuar con mi protesta, tuve que detenerme. Perra apreciaría la franqueza y la honestidad más que cualquier otra cosa. No estaba segura de poder darme el lujo de parecer deshonesta o de tener dos caras con ella. “…Sí. Me gusta.”
Ella giró para volver a entrar. Un horrible pensamiento me golpeó en ese momento.
“¿Te...te gusta a vos?", Le pregunté.
Ella giró su cabeza para darme una mirada enojada, una que no podía leer en lo más mínimo.
“Porque si lo haces”, me apresuré a agregar, cuando comencé a caminar detrás de ella, “Oye, tú estuviste aquí primero. Me alejaré y mantendré la boca cerrada si quieres intentarlo.”
Hubo unos cinco segundos en los que estuvo muy callada. Mi pulso latía en mi garganta. ¿Por qué me importa tanto esto?
“Deberías ofrecerle dormir con él.”
“¿Y-eh, qué?” Tartamudeé. El alivio se mezcló con la vergüenza, y el abrupto cambio de tema me dejó luchando por ordenar mis pensamientos.
“Es lo que quieren los chicos. Dile que estás disponible si alguna vez quiere coger. Él lo aceptará de inmediato, o comenzará a pensar en ti como una posibilidad y aceptará tu oferta más tarde.
“Eso es- Es más complicado que eso.”
“Es complicado porque las personas hacen que sea complicado. Solo corta con las estupideces y ve por él.”
“No creo que te equivoques sobre la necesidad de tener menos expectativas, reglas y rituales en torno a las citas, estupideces, como dices, pero no creo que pueda hacer lo que sugieres.”
“Lo que sea.”
Me di cuenta, tardíamente, que ella realmente me había ofrecido un consejo. Por... luché por encontrar la palabra. Por muy mal dirigida que hubiera sido su sugerencia, especialmente con Brian, fue probablemente el gesto más evidente de buena voluntad que le había visto, junto a ella diciéndole a Armsmaster que creía que yo podía patearle el culo.
“Gracias, igualmente”, le dije. “Lo, eh, lo tendré en cuenta.”
“No me importa si lo haces.”
Cruzamos el interior del edificio y Perra abrió la puerta para dejar entrar a Brian. Por un segundo, pensé que su franqueza la llevaría a decirle a Brian abiertamente que me gustaba, pero no era el caso. Estaba más centrada en evitar que los perros más rebeldes se escabullen y evitar que ladren al visitante nuevo que en nuestra conversación.
“No puedo contactar a Coil”, nos informó Brian.
“No pude alcanzar a Lisa o Alec antes”, respondí. “¿Crees que algo está pasando?”
Él asintió con la cabeza, “Tal vez. Quédate aquí con Rachel. Voy a chequear a los demás.”
“No”, dijo Perra. “No necesito niñera, y me estoy molestando con ustedes dos estorbándome. Taylor se va contigo. Me quedaré aquí y empacaré.”
“No es una buena idea”, dijo Brian, sacudiendo la cabeza, “Si te atacan mientras tanto-”
“-Tengo a Brutus, Judas y Angelica. Me las arreglé sola durante años, me encargué de personas más duras que esos hijos de puta. Si hay problemas, corro.”
“¿Y si toman a uno de tus perros como rehén?”, Le pregunté. “¿Uno en los que aún no puedes usar tu poder?”
Una mirada oscura pasó por su rostro mientras consideraba eso. “Entonces corro... y me vengo otro día, en mis términos.”
Brian golpeó su pie durante unos segundos. “Bueno. Si hay problemas, será bueno tener a Taylor cuidándome la espalda. Si puedo comunicarme con Coil, cuando lo haga, voy a tratar de conseguirte algunos camiones y personas que los conduzcan. Mientras tanto, mantente alerta y que no te maten.”
Perra frunció el ceño, pero ella asintió.
“Taylor, deberíamos irnos. Mientras antes veamos a Lisa y Alec, mejor me sentiré”, él ya se estaba moviendo cuando terminó de hablar.
En el momento en que estábamos fuera del alcance del oído, se quitó el casco, metiéndolo debajo de un brazo, y me preguntó: “¿Qué pasó?”
Le dije, explicando todo después del punto en que Perra y yo escuchamos el alboroto que estaban causando el hombre botella y su pandilla.
“Es curioso que sea Kaiser quien tenga problemas para controlar a su gente”, reflexionó Brian, cuando terminé.
Me preguntaba si todavía estaba adolorido por lo que Kaiser había dicho en la reunión.
“Coil aumentó la presión en el momento en que se rompió la tregua contra los ABB. Me sorprendería si Kaiser no tuviera las manos llenas con eso”, respondí.
“¿Lo estás defendiendo?”
No era frecuente que me sintiera muy consciente de la diferencia en los colores de nuestra piel, pero que me preguntaran si estaba inventando excusas para el supervillano de la supremacía blanca era uno de esos momentos.
“No quiero subestimarlo, es todo”, le dije.
Brian suspiró, “Sí. Quizás tengas razón. Pero Kaiser estaba dispuesto a exigir una indemnización por el ataque a su círculo de pelea de perros, y estoy más que dispuesto a hacer lo mismo por este ataque de sus skinheads, si llega a eso.”
“Ambos eventos tienen algo sustancial que ver con Perra”, noté.
“Soy consciente de ese hecho”, me dijo, frunciendo el ceño. “Ella es útil, ella es un recurso valioso para el equipo, pero viene con algunos problemas. Ya lo solucionamos en el pasado, lo solucionaremos en el futuro.”
“Claro.”
“¿Como estaba ella? ¿Alguna pelea?”
“Nada serio. No, en verdad estuvo bastante bien. Incluso podría hacerlo de nuevo, si ella me deja.”
“De verdad”, respondió, con escepticismo claro en su tono.
“De Verdad.”
“¿Qué cambió?”
“Estoy descifrándola, creo. Como opera, come piensa.”
“Llevo diez meses en el mismo equipo con ella, y ni siquiera he estado cerca de entender cómo piensa. Normalmente puedo evitar que vaya demasiado lejos o lastime a alguien, mantenerla en línea y hacer que siga las instrucciones, pero todavía no he tenido una conversación con ella que no haga que quiera golpearme la cabeza contra la pared.”
“Ese podría ser el problema. Estás a cargo, te admira, te respeta, pero...” Hice una pausa. ¿Cómo podría decir esto sin entrar en los detalles de su modo de pensar? “...Pero tu eres una especie de figura de autoridad en nuestro grupo, y su personalidad exige que desafié la autoridad. Especialmente cuando está insegura.”
Brian consideró eso. Con una nota de aprobación en su voz, él comentó: “Le estás poniendo bastante empeño.”
“Creo que te sería mucho más fácil manejarla si tomas un papel de liderazgo oficial en nuestro grupo. No solo ser el líder por defecto, sino tomar el puesto. Si no te sientes cómodo con eso, o si piensas que los demás te lo harán demasiado difícil, bueno, probablemente se sentirá más cómoda si confía en ti como alguien a cargo con el tiempo, mientras demuestras que puedes manejarlo.”
“Han pasado diez meses, ¿cuánto tiempo necesita?”
“¿Y ella ha tenido cuántos años, sin padres, maestros, jefes? Quiero decir, incluso cuando tenía padres adoptivos, no creo que fuera todo rayos de sol y arco iris, ¿sabes?”
Se frotó la barbilla. “…Sí.”
“Dime que no ha mejorado al menos un poco en el transcurso de esos diez meses.”
“Ligeramente.”
“Ahí lo tienes. Solo mejorará de aquí en adelante.”
Él me ofreció un gruñido derrotado en respuesta.
Brian caminaba a grandes zancadas, y tenía piernas largas, lo que me obligó a hacer pequeños trotes para mantener el ritmo. No era agotador, estaba en forma lo suficiente para correr, pero era vergonzoso sentirme como un niño pequeño tratando de mantener el ritmo de un adulto.
De cualquier manera, hicimos buen tiempo para volver al departamento.
Brian se llevó el dedo a los labios mientras se ponía el casco y bajaba la visera, emanando su oscuridad para ocultar el disfraz. Hice una mueca y traje bichos para cubrir mi rostro, llamando más desde el área para formar el comienzo de un enjambre. Brian - Grue ahora - extendió la mano y cubrió la puerta principal del departamento en la oscuridad, luego la abrió sin el más mínimo crujido o chillido. Antes de que subiéramos las escaleras de metal que conducían al segundo piso, él las cubrió con una capa de su poder para hacer que nuestros pasos fueran completamente silenciosos.
No anticipé la escena en la sala de estar del departamento.
La TV estaba encendida, mostrando anuncios. Alec yacía en el sofá, con los pies sobre la mesa de café, una comida en su regazo. Lisa estaba sentada en el otro sofá, la computadora portátil apoyada en sus piernas, un teléfono en su oreja. Giró la cabeza mientras subíamos las escaleras, nos dirigió una mirada extraña y luego volvió su atención a su computadora portátil.
“¿Por qué carajos no están contestando sus teléfonos?” Grue levantó su voz espeluznante. Levantó su visor y desterró la oscuridad a su alrededor.
Lisa frunció el ceño y levantó un dedo. Ella continuó hablando por teléfono, “-no estoy de acuerdo con esto, y si me lo hubieras preguntado, habría dicho que no deberías hacerlo. No, sí, creo que es una medida efectiva.”
Señaló la computadora portátil, y di un paso adelante, moviendo los bichos de mi cara y hacia el centro de mi espalda, donde estarían presentes, pero no en el camino, descansando sobre la tela en lugar de sobre la piel. Miré a la pantalla.
“Mi problema es que no son solo ellos. Son sus familias”, dijo Lisa por teléfono. “Regla implícita[1], no se jode con la familia de una capa.”
Leí el contenido del correo electrónico que ella tenía abierto. Sentí una bola de terror asentarse en la boca del estómago. Me incliné sobre el respaldo del sofá y le puse una mano en el hombro para estabilizarme mientras bajaba la mano para presionar la tecla de avanzar página en la computadora portátil. Leí más del correo electrónico y luego presioné el botón otra vez para desplazarme hacia abajo otra vez.
Cuando leí lo suficiente de la página para verificar mis sospechas, presioné la tecla de inicio para regresar a la parte superior de la página. Comprobé quién más había recibido el correo electrónico y la hora en que lo enviaron.
“Carajo”, murmuré. “¡Mierda!”
Lisa me miró, frunció el ceño y luego habló con la persona que estaba al otro lado del teléfono. “¿Podemos terminar de discutir esto más tarde? Tengo que hablar con mi equipo sobre esto. Kay. Luego.”
El correo electrónico era una lista. En la parte superior de la lista estaba Kaiser. Después de su entrada estaban sus lugartenientes, Purity, Hookwolf y Krieg, y el resto de los miembros del Imperio Ochenta y Ocho. Ni siquiera estaba limitado a personas con poderes, señalando a algunos capitanes sin poderes e incluso a algunos de los lacayos de bajo nivel.
La lista incluye imágenes y texto. Debajo de cada uno de los nombres de los villanos había un bloque completo de datos, señalando sus nombres civiles completos, profesiones, direcciones, números de teléfono, las fechas en que se mudaron a la ciudad y las primeras apariciones de sus identidades de traje en Brockton Bay. Había imágenes de ellos en traje emparejado con imágenes de sus supuestas identidades civiles, más o menos igualadas en ángulo y tamaño para facilitar la comparación. La mayoría de las entradas tenían archivos zip adjuntos, sin duda con más datos y evidencia.
Kaiser. Max Anders, presidente y director ejecutivo de Medhall Corporation, una compañía farmacéutica con sede en Brockton Bay. Padre de un Theodore Richard Anders y una Aster Klara Anders. Dos veces divorciado, actualmente vive en un piso en el centro de la ciudad. Conduce un BMW negro. Originario de Brockton Bay, hijo de Richard Anders. Richard Anders, según el correo electrónico, era Allfather, el fundador de Imperio Ochenta y Ocho. Según las imágenes, era evidente cómo la armadura se ajustaba a su rostro y cuerpo, y que tanto Kaiser como Max Anders tenían la misma altura y el mismo tipo de cuerpo.
También había otras imágenes, que mostraban a Max Anders con una hermosa rubia de veintitantos años, y Max Anders con una mujer de pelo castaño mayor en una cafetería, con la mesa llena de lo que parecía ser papeleo. Me desplacé hacia abajo para confirmar mis sospechas, la rubia apareció en otra foto con su hermana gemela. Fenja y Menja.
La mujer de pelo castaño era Purity, según el correo electrónico. Mucho más recatada de lo que podría haber pensado, dada la gran presencia que tenía de traje. Nombre real, Kayden Anders. Decoradora de interiores. Madre soltera de una tal Aster Anders. Purity fue promovida al segundo al mando de Kaiser en la misma semana en que Kayden Russel tomó la mano de Max en matrimonio para convertirse en Kayden Anders. Su separación se produjo en el mismo período de tiempo que Purity dejó el Imperio Ochenta y Ocho para, aparentemente, hacer las cosas por su cuenta. Pequeñas citas apuntaban a archivos aparentemente en el archivo zip adjunto.
Se alegaba que Krieg era James Fliescher. Jefe de una cadena de farmacias, a su vez conectado a Medhall. Padre de tres, casado. Según las notas en su bloque de información, se tomó unas vacaciones dos veces al año con su familia. El correo electrónico indicaba que el archivo comprimido tenía copias de correos electrónicos entre compañías donde les había dicho a sus compañeros de trabajo que había ido a lugares como América del Sur o París, y los registros de vuelo mostraban que estaba mintiendo. Él siempre fue a Londres. Dos veces al año, cada año, durante casi veinte años. Ni una sola vez, durante estos viajes, se había visto a Krieg en Brockton Bay.
La lista continuaba, y continuaba.
Cada pieza de información conectada a otras. Incluso la información sobre los soldados rasos como los que conocí anteriormente con el negocio de Kaiser, muestra cómo fueron empleados como empleados de bajo nivel de Medhall y sus negocios derivados. Parecía que todos tenían antecedentes penales, excepto las personas arriba de todo.
En resumen, era lo suficientemente amplio como para tomar un tipo especial de ignorancia voluntaria para no comprar lo que el correo electrónico estaba vendiendo.
El correo electrónico había sido enviado no solo a Lisa, sino al Brockton Bay Bulletin, a media docena de otras estaciones de noticias locales y a varias nacionales. Todos los que importaban y algunos que no.
El correo electrónico había sido enviado a la 1:27 pm esta tarde. Hace menos de una hora. Esas eran las verdaderas malas noticias.
“¿Coil hizo esto?” Murmuré.
Lisa asintió, con fuerza, “Síp.”
“Con tu ayuda, supongo.”
“Solo un poco. Me preguntó algunas veces, que le ofreciera mis pensamientos sobre algunas cosas, ponerlo en el camino correcto, eliminar posibilidades. No pensé que llegaría tan lejos, o que iría tan lejos. Una vez que lo puse en el camino correcto, aparentemente usó investigadores privados y hackers para desenterrar el resto de esto y obtener la evidencia fotográfica.”
“Carajo”, murmuré.
“No estoy de acuerdo con esto”, dijo. “Está cruzando una línea. No se trata solo de meterse con el enemigo, va a haber un montón de daños colaterales.”
“¿Por qué no contestaste tu teléfono?” Brian cambió de tema.
Ella parpadeó un par de veces, sorprendida, "Mi teléfono estaba casi sin carga, así que agarré uno desechable nuevo para hablar con el jefe. No quería usar el teléfono con el resto de la información de contacto de ustedes, solo para estar seguros. Alec estuvo conmigo todo el tiempo. Debería haber recibido llamadas.”
“Revisa tu teléfono, Alec”, dijo Brian, brusco.
Alec lo hizo. Sus ojos se abrieron, “Oh mierda.”
“Parte de ser miembro de este equipo es estar de guardia si te necesitamos. Lo juro,” Brian gruñó a Alec, “voy a patearte el culo tan fuerte-”
Lisa miró de Brian a Alec hacia mí, “Algo sucedió. ¿Hay alguien herido?”
“Sí, algo pasó, no, nadie está herido. Eso realmente no es lo que me preocupa”, le dije. Señalé la pantalla, “¿Coil planeó esto? ¿Es esto un plan suyo? ¿Usando su poder? ¿Usar su manipulación del destino o lo que sea para crear una coincidencia general, ponernos en una mala posición y obligarnos a unirnos a él?”
Lisa negó con la cabeza con fuerza, “No percibí nada parecido a eso, y no es así como funciona su poder. Además, esperaba que estuviéramos de acuerdo de todos modos. Él no pondría en peligro eso con un truco como este. Es demasiado crudo.”
“Así que fue solo él atacando al Imperio Ochenta y Ocho en un nuevo frente, y una maldita mala coincidencia para nosotros”, dije, tanto a mí misma como a cualquier otra persona.
“¿Qué está pasando?”, Preguntó Alec.
Inhalé profundamente e intenté explicar qué tan mala era la situación. “Coil acaba de hacer una gran jugada contra el Imperio, y parece que fue anónimo. Perra y yo peleamos con algunos de sus subordinados casi al mismo tiempo.”
“Yo no-” comenzó Alec.
“Míralo de esta manera”, interrumpí, “Kaiser y cada uno de sus veintiún lacayos superpoderosos van a estar lo suficientemente enojados como para querer matar a alguien, después de que Coil fue y puso sus vidas de cabeza. Kaiser y su gente saben quiénes somos, de nuestra cooperación contra los ABB. Específicamente, ellos saben quién es Lisa. Entonces, ¿a quién van a culpar por esto, si no al grupo con el que su gente estaba luchando esta misma tarde, el grupo con la muy talentosa recopiladora de información en sus filas?”
“Oh.” Alec dijo. “Mierda.”
“Exactamente.”
[1] Código Implícito: Las Unspoken rules o más “oficialmente” conocidas como Unwritten rules son reglas que tiene la comunidad de capas sobre como se comportan, no es un acuerdo formal, por eso las palabras unspoken=implícitas, sin mencionar, y unwritten=orales, sin escribir, tácitas. Aunque no son leyes formales el código tácito es respetado tanto por héroes como villanos.

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.06.28 22:42 master_x_2k Enredo IV

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

Enredo IV

“Gracias a un esfuerzo dedicado de los miembros de los equipos de Custodios y el Protectorado de Brockton Bay, la pandilla local, el 'ABB' o Azn Bad Boys, ha caído.”
Brian y yo habíamos llegado al departamento justo a tiempo para ver el boletín en las noticias. Lisa, Alec, Perra y los tres perros estaban reunidos en los sofás.
“Los héroes de la hora son los jóvenes miembros de los Custodios, Clockblocker y Vista, que jugaron un papel fundamental en encargarse de una crisis con una superbomba, supuestamente utilizada por la supervillana Bakuda en un intento de tomar como rehén a la ciudad y garantizar su seguridad. Mientras que los expertos en la escena se negaron a ofrecer números fijos, una capa local fue citada diciendo que la superbomba podría haber tenido un rendimiento de nueve mil kilotones de energía. Este dispositivo, que contiene energía a la par con bombas nucleares convencionales, se fabricó con materiales domésticos extraídos del área, después de que la lucha en los muelles y la presión de las autoridades locales obligó a la presunta creadora de la bomba a trasladarse a un cobertizo abandonado hace unos días. Si no fuera por los esfuerzos de los Custodios, este podría haber sido un día trágico para nuestra nación.”
“Por mucho que podamos desear un período de sobria reflexión, otros villanos locales han mostrado poco interés en dejar pasar los asuntos recientes. Menos de una hora después de que el presunto líder del ABB, Lung y la presunta cómplice Bakuda, fueran detenidos, las oficinas centrales de Medhall Corporation fueron atacadas por fuerzas armadas, en un altercado que llamó la atención de los miembros del grupo villano ario local Imperio Ochenta y Ocho. Esto parece haber provocado una erupción de más de seis incidentes importantes en la última hora-”
Lisa apagó el televisor, volteándose en el sofá para mirarnos a Brian y a mí. “Les daré la versión corta. Los Viajeros acaban de golpear una galería de arte y a un aeropuerto en el lapso de una hora. Coil e Imperio Ochenta y Ocho aparentemente están tratando de recuperar el tiempo perdido y están a solo un pelo de la guerra abierta en las calles. Los Comerciantes, el grupo de Skidmark, se están aprovechando del caos e intentando hacer lo que hizo la ABB, pero con los traficantes de drogas locales y cero control sobre su situación... no llegarán lejos, pero estoy segura de que están teniendo una gran fiesta de saqueos.”
“Entonces el alto el fuego ha terminado”, hablé. ¿No se suponía que las cosas mejorarían con la eliminación del ABB? ¿Por qué me sentía parcialmente responsable de esto?
“Es como si todos estaban listos en la línea de salida, listos para moverse en el instante en que sonara el silbato”, dijo Alec.
“Excepto nosotros”, señaló Brian.
“No necesariamente”, Lisa negó con la cabeza, “Cinco minutos después de que Medhall fue golpeado, recibimos un mensaje del jefe. Él tiene un trabajo que quiere que hagamos, quizás el más grande hasta ahora, pero el límite de tiempo es corto. Por eso los llame aquí.”
Brian se cruzó de brazos.
“Aquí está el problema”, dijo, “La moral está baja. La ciudad está asustada, y las cosas no se están calmando como esperaban las personas. ¿El hecho de que todos hayamos esquivado una bala con esta cosa de la superbomba? No ayudó.”
Tecleó en su computadora portátil mientras hablaba: “Para colmo, no se ve bien cuando las noticias locales se enteran del hecho de que una gran parte de la lucha contra el ABB estaba siendo llevada a cabo por villanos. ¿Me captan? Entonces, con la idea de que estaban planeando una recaudación de fondos ahora, el alcalde está promoviendo una función para ayudar a vender la idea de que fueron los chicos buenos los principales jugadores aquí. ¿Resultado final? Una fiesta de recaudación de fondos-celebración que involucra al Protectorado, Custodios, las fuerzas del ERP, policías y todos esos tipos. Esta noche. La mayoría de los Custodios y New Wave van a tomar el relevo mientras tanto, para mantener la ciudad protegida, porque el alcalde está dando prioridad a las relaciones públicas aquí.”
“No me gusta la dirección en que va esto”, le dije.
Cogió su laptop y la colocó en el respaldo del sofá, mirándome a Brian y a mí. La página mostraba detalles sobre la celebración, tenía vínculos con los vendedores de boletos y lucía una imagen de un grupo de personas con trajes de etiqueta y vestidos. “El Protectorado y algunos de los Custodios van a estar allí con la elite de Brockton Bay, sus amigos y familiares, y cualquier persona dispuesta a pagar el dinero por un boleto. El jefe quiere que nosotros, y cito, 'los avergüencen', fin de cita.”
Hubo algo de silencio aturdido. Eché un vistazo a Perra y Alec, y de sus expresiones deduje que ya habían escuchado esto. Sin embargo, a diferencia de la situación que tuvimos con el atraco a un banco, no parecían tan motivados.
Brian comenzó a reírse. Después de un rato, su risa se convirtió en una risa fuerte.
No esperé a que terminara antes de decir mi opinión, “¿Estás loca? Quieres que, que, ¿Interrumpamos una fiesta, jodamos a todos los presentes y entonces nos larguemos antes de que seamos arrestados por-?” Luché por encontrar las palabras, “¿¡Por la mitad de los putos héroes en Brockton Bay!?”
“Básicamente”, dijo Lisa, levantando las manos como para hacer que me calmara, “aunque probablemente sea más como un tercio de los héroes de la ciudad.”
“Claro”, le dije, “sin ánimo de ofender, Lisa, me caes bien y todo, pero como que subestimaste la cantidad de héroes que aparecerían en el robo bancario también. No olvides que un grupo de héroes vinieron de fuera de la ciudad para ayudar con la situación del ABB, y podrían quedarse para la fiesta posterior.”
“Es cierto”, admitió, “pero aún-”
“¿Y el plan es fastidiarlos?”, Pregunté, incrédulo, “No solo ellos, tampoco, pero esa fiesta probablemente sea atendida por el alcalde, el fiscal, el jefe de policía... ¿Estás consciente de que si intentamos esto y cualquiera de nosotros es capturado, sería más o menos un viaje de primera clase a la Pajarera?.”
“Lo siento, Lis, es un no”, le dijo Brian, todavía parecía divertido, “estoy perfectamente contento dejando que todos los demás grupos hagan lo suyo por un tiempo. Hicimos nuestra parte, y no tenemos nada que perder en relajarnos por un tiempo.”
“Sí. No entiendo el punto”, dijo Perra, rascando la parte superior de la cabeza de Brutus.
“No encontrarás a nadie más dispuesto a ponerse un poco loco que a mí”, Alec le dijo a Lisa, “Pero estoy con Perra. Es un gran riesgo, un montón de problemas. ¿Para qué? ¿Pellizcarles la nariz a los buenos?”
“El jefe está dispuesto a pagar”, dijo Lisa. “Con otras consideraciones.”
“¿Consideraciones?” Pregunté.
“Tienen que entender”, suspiró Lisa, “No estoy en desacuerdo con lo que están diciendo, pero lo que puedo decir es que esta es una prueba. El jefe quiere ver si podemos lograr esto, y si podemos, somos mucho más valiosos para él. Mucho más valiosos.”
“O tal vez la prueba es si somos lo suficientemente inteligentes como para rechazar una misión condenada”, señaló Brian.
“Tal vez”, admitió Lisa, “no lo creo, pero no negaré que sea posible.”
Brian le preguntó: “¿Podemos rechazar esto? Quiero decir, nunca nos obligó a tomar un trabajo.”
“Podríamos”, no parecía feliz.
Frunció el ceño, “Creo que son cuatro votos en contra, como mínimo. Suponiendo que vas a votar a favor de este plan, ¿Lis?”
“Sí”, respondió ella.
“Bueno, a menos que hayamos cambiado de un sistema de voto mayoritario, creo que se puede decir al jefe 'gracias, pero no'”, dijo. Cuando ella no respondió, él se volvió hacia mí, “¿Quieres tratar de armar la mesa de la cocina y la mesita de noche? Te puedo invitar a un almuerzo tardío, si-”
“¡Doscientos cincuenta!”, Lisa lo interrumpió.
Él la miró, “Doscientos cincuenta...”
“Mil”, terminó por él, dejando caer sus brazos a su lado, casi derrotada. “Para cada uno. Maldición. Quería que ustedes estuvieran a bordo antes de impresionarlos con la cantidad. Suena desesperado cuando lo digo así, pero no puedo dejar que se vayan sin decirles lo que rechazaríamos.”
La suma nos hizo pensar.
“Para ser claros... Un millón, doscientos cincuenta mil dólares, divididos entre cinco”, dijo Alec, “¿Por esto?”
“Como dije”, Lisa sonrió un poco, “El trabajo más grande hasta ahora.”
“Si el jefe nos ofreciera un cuarto de millón de dólares para acercarse a esos tipos y entregarnos, no sería un escenario muy diferente”, señalé.
“Claro que sí”, replicó Lisa, “Realmente tenemos una oportunidad de superar esto.”
“Una posibilidad muy, muy pequeña”, señalé.
“Una oportunidad”, dijo. “¿Pero si hacemos esto? ¿Si le demostramos al jefe que valemos su tiempo? Ascendemos. Obtenemos más dinero, obtenemos más equipamiento, más información, obtenemos una voz en cuanto a la dirección de sus planes a largo plazo, todo lo cual puede traducirse en un mayor respeto en la comunidad de capas.”
“¿Una voz?” Pregunté, “¿Qué quieres decir?”
“Reunirnos con él, discutir lo que hacemos a continuación y por qué.”
Mi mente comenzó a correr con las implicaciones de esto.
“Estoy cambiando mi voto”, dijo Alec, “Por tanto dinero, como que resuelve el problema que tenía con el trabajo, que era que no tenía mucho punto. Un cuarto de millón de dólares son muchos puntos.”
“Dos a favor, tres en contra”, dijo Lisa. “¿Perra?”
Perra frunció el ceño, “Déjame pensar.”
Esta era una oportunidad para conocer a nuestro empleador, en un futuro no muy lejano. La pregunta era: ¿quería tomarla? Había estado posponiendo las cosas, evitando el problema, tratando de no pensar demasiado en mi plan de juego, sobre entregar a estos muchachos cuando tuviera la última pieza de información que necesitaba sobre cómo corrían las cosas, de dónde venía el dinero. Ahora tenía que hacer una llamada.
Todo el tiempo, me había estado diciendo a mí misma que los entregaría. Daria la información al Protectorado. Pero mi corazón no estaba realmente decidido. Significaría traicionar amigos. Si bien no me desagradaban Alec o incluso Perra, mis pensamientos estaban puestos en Lisa y Brian. Quiero decir, bueno, Lisa fue mi primera verdadera amiga desde Emma. En cuanto a Brian, me gustaba, lo respetaba. Odiaba la idea de hacerles lo que Emma me había hecho. Traicionar amigos.
Había renunciado a la idea de ganar respeto o prestigio por entregarlos. Quiero decir, cometí un delito grave, tomé rehenes, ataqué a otros héroes, casi maté a un hombre, luego arranqué los ojos de esa misma persona un par de semanas después.
Y podría vivir con esa parte, con no obtener crédito o elogios ni lo que sea. Pude verme volando por debajo del radar por un tiempo. Tal vez desempeñando el papel de un vigilante evitando la atención tanto del héroe como del villano, si realmente estaba ansiosa por salir de traje. O ver si tal vez, solo tal vez, podría intentar obtener el mismo trato que Shadow Stalker, convertirme en un miembro a prueba de los Custodios. Inicialmente me alejé de los Custodios por la preocupación de que sería demasiado similar a la secundaria... pero yo había cambiado en las últimas semanas. Le hice frente a Emma dos veces. Tres veces, si contaba la reunión. Tenía un poco más de agallas que hace un mes. Podía imaginarme trabajando junto a un grupo de superhéroes jóvenes que me resentía como una especie de penitencia por mis acciones malvadas, y ese era un cambio bastante grande de antes de siquiera salir de traje, cuando la sola idea de unirme a ellos era difícil de procesar.
El problema era que ir por ese camino era un caos de ‘tal vez’ y ‘posiblemente’, cada paso un lío de posibles desastres. ¿Qué pasa si me arrestaran en lugar de ofrecer membresía probatoria en los Custodios? ¿Qué pasa si los Undersiders escapaban del arresto y vinieran por mí? ¿O mi papá?
Todo se redujo a las personas que estaban en la habitación conmigo. No era solo que los traicionaría como Emma lo hizo conmigo. ¿Era lo suficientemente valiente como para pasar por lo que pase con Emma, ​​con personas que quería y admiraba convirtiéndose en mis peores enemigos?
Y si no elegía, no decidía... Bueno, si lo pospongo más, la única diferencia de quedarme para siempre por elección propia sería una buena medida de auto engaño de mi parte. El tiempo que pasé con Brian lo dejó bastante claro.
“Creo que... podría cambiar mi voto”, expresé el pensamiento en voz alta mientras lo formaba.
Hubo miradas de sorpresa de todos los presentes, excepto los perros. Lisa, especialmente, se sacudió un poco en reacción a mi declaración.
Me tomó todo lo que tenía para mantener mi fachada intacta. Al final del día, lo que me asustaba más que perder amigos y hacer que me odiaran, más que vinieran tras de mí o de mi papá, era la idea de que me odiaría a mí misma. Que me odiaría uno, cinco, diez o veinte años más adelante, por traicionar mis principios y por tomar una mala decisión con amplias implicaciones. Odiarme por tomar un camino que podría llevarme a ir a la cárcel sin posibilidad de ser rescatada por Armsmaster, o por un camino que me llevaría a lastimar a alguien inocente tanto como había lastimado a Lung y Bakuda.
Seguir con los Undersiders era una ganancia a corto plazo, claro, pero ¿a largo plazo? Tenía que seguir con mi plan original y tratar de convencerme de que lo hacía por el bien de todos.
Alec levantó sus cejas. “De Verdad.”
“¿Qué?” Pregunté.
“Eres la última persona que hubiera esperado que cambiara su voto, torpe”, dijo, “Eres cuidadosa, y este es el trabajo menos cuidadoso que hemos tenido hasta ahora.”
“Cambiar mi voto es depende de si podemos idear un plan que tenga una posibilidad decente de que escapemos intactos”, aclaré.
“Aun así, usualmente eres la sombra de Brian, haciéndole eco”, dijo Alec.
“Gracias, Alec,” Brian frunció el ceño. Brian se volvió hacia mí, frunciendo el ceño con preocupación, “¿Estás segura?”
“No totalmente”, admití, “y lo siento, por no respaldarte.”
“Eres un miembro del equipo, tienes tu propia voz.”
“¿Qué cambió tu mente?” La pregunta vino de Lisa.
Tuve que evitar disparar las alarmas con ella. La forma más segura de hacerlo sería seguir con la verdad o algo muy parecido.
“Me molesta que no sé quién es nuestro empleador. Hay algunas posibilidades realmente feas, y preferiría saber más pronto que tarde, si fueran el caso.” Ahí, verdad suficiente.
“Lo admito”, admitió Brian, “tengo curiosidad. Es... No creo que tenga curiosidad suficiente como para querer tomar este trabajo.”
“Si la niña escuálida va a hacer esto, no retrocederé”, dijo Perra. “Cambiaré mi voto también.”
“¿Chica?” Le pregunté, “escuálida, seguro, pero probablemente soy un año más joven que tú, como mucho.”
Lisa nos detuvo, inclinándose hacia un lado para ponerse entre Perra y yo. “Tenemos que mantenernos en el tema, ya que solo hay unas pocas horas para planificar y prepararse. Tenemos cuatro votos a favor, uno en contra. Parece que esto va a suceder.”
Brian suspiró.
“Lo siento”, murmuré mi segunda disculpa.
Él puso su mano sobre mi hombro, “Está bien.”
Noté que él no movió su mano de mi hombro de inmediato.
Distrayéndome, le pregunté a Lisa: “Entonces, ¿cómo hacemos esto?”
Ella comenzó a delinear un plan.

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2016.06.19 12:58 EDUARDOMOLINA Alberto Garzón. "No entiendo cómo hay gente en el PSOE que prefiere que gobierne Rajoy o Rivera a nosotros",salvo que pertenezcan a esa minoría social que ha saqueado este país”. “La izquierda -dijo- son principios y valores en defensa de los derechos de la mayoría social”

http://www.tercerainformacion.es/articulo/actualidad/2016/06/19/alberto-garzon-no-entiendo-como-hay-gente-en-el-psoe-que-prefiere-que-gobierne-rajoy-o-rivera-a-nosotros
"Alberto Garzón se ha presentado esta mañana en Vallecas con uno de sus discursos más de izquierdas de lo que va de campaña. Lo esbozó ayer por la tarde en Alicante, junto a representantes de las formaciones de la confluencia A la Valenciana y otro/as miembros en la coalición Unidos Podemos. Pero hoy apretó más las clavijas y en su habitual tono didáctico, pero contundente, reclamó que quienes se sienten de izquierdas “tienen la obligación moral y política de tomar partido”.
“La izquierda -dijo- son principios y valores en defensa de los derechos de la mayoría social”, para apostillar sin concesiones que, el próximo 26J, con las urnas ya encima de la mesa, “no se puede quedar nadie de izquierdas sin ir a votar”.
Las más de un millar de personas que se dieron cita en el acto organizado por Izquierda Unida en el auditorio al aire libre de Villa de Vallecas vieron y escucharon a un Garzón en su salsa. Contribuyeron quienes le acompañaban en el sombreado y acogedor escenario: su compañera en el Congreso en los poco más de cinco meses de legislatura fallida, Sol Sánchez; la eurodiputada y responsable de Política Internacional de IU, Marina Albiol, todo/as ello/as presentados por el también eurodiputado Javier Couso.
La guinda la puso la portavoz de la CGT francesa, Camille Montuelle, venida expresamente de París a este acto para contar la intensa lucha que protagoniza su sindicato contra la reforma laboral que trata de imponer el gobierno socialista. Montuelle dejó claro que esta reforma por parte de quienes también se dicen de izquierdas en su país “quiere poner en cuestión todos los derechos de la clase trabajadora en Francia. Buscan favorecer sólo a los empresarios y condenar a los trabajadores mediante el chantaje”.
Apuntó especialmente a la manipulada imagen internacional que interesadamente se da de la respuesta trabajadora al Gobierno socialista francés y señaló que “no existe violencia, mucho menos por parte de los sindicatos”. Denunció que “los hechos aislados que tanto se reproducen buscan criminalizar las manifestaciones”.
Alberto Garzón, por su parte, cerró el acto y desgranó un discurso didáctico y directo. Empezó destacando la relevancia “de hacer un acto como este, aquí en Vallecas” para pedir a renglón seguido a los presentes “algo más importante que el voto, os pido vuestra participación y ayuda para convencer a la gente. Lo hago porque estamos cada vez más cerca de ganar al PP y eso requiere un esfuerzo”.
Contrapuso el “modelo del PP”, ese que está jalonado de “corrupción, recortes y política de derechas”, al que representa Unidos Podemos, “el de la recuperación de derechos, la innovación, la ciencia, la defensa de todos vosotros y vosotras. Hay que elegir”.
Por eso llamó directamente a que dentro de ocho días “no se puede quedar nadie de izquierdas sin ir a votar”. Y, junto a las certezas, mostró también alguna duda, la principal de ellas la de “no entender cómo hay gente en el PSOE que prefiere que gobierne Rajoy o Rivera a nosotros, salvo que pertenezcan a esa minoría social que ha saqueado este país”.
Por si a alguien le quedaba alguna duda, tanto en Vallecas como en el resto del Estado, indicó que “no somos antisistema, el sistema es antinosotros. Por eso el sistema tiene que ser cambiado”.
“Frente a nuestra coherencia -dijo-, los demás aportan miedo, y a quien de verdad le damos miedo es a la minoría que ha saqueado este país”.
Alberto Garzón hizo un guiño a la heterogeneidad del público del acto de una agradable mañana vallecana y avisó a lo/as presentes que “¡Ojo! La confluencia no la hicimos los partidos, fue posible porque vosotros la exigisteis en la calle y fuisteis vosotros quienes la construisteis”.
“Su nerviosismo -valoró- es un claro indicador de nuestras posibilidades”. Y se guardó para la parte final de su intervención una puntilla definitiva sobre las expectativas de lo que puede ocurrir el día de las urnas: “Soy comunista. Lo he sido siempre. Pero ya no soy ese ‘comunista majo’, ahora soy un ‘comunista peligroso’, y eso tiene que ver con la posibilidad de que el 26J ganemos las elecciones”.
Acto de Alberto Garzón e Íñigo Errejón con En Marea en A Coruña
El Coordinador Federal de IU, Alberto Garzón estará hoy en A Coruña en un acto de apoyo a la candidatura de unidad gallega En Marea. Junto a él estarán el secretario político de Podemos, Íñgo Errejón el alcalde de la ciudad, Xulio Ferreiro, Mónica Oltra, portavoz de Compromís y vicepresidenta del Consell valenciano. En el acto intervendrán, además de Errejón, Garzón, Oltra y Ferreiro, los candidatos locales Antón Gómez-Reino, Tone y Yolanda Díaz, la secretaria general de Podemos Galicia Carmen Santos, y el diputado en el parlamento gallego Antón Sánchez, de Anova."
submitted by EDUARDOMOLINA to podemos [link] [comments]


Maravillosa Decoración para una Cita Romántica 8 CITAS Gelatinas chavo del 8, para Negocio Dia del Niño, mesa de ... 8cho Citas - Pelicula Completa En Español Latino Centro de Mesa de Chavo Del Ocho - YouTube MESA DE MEZCLAS - Una SALIDA AUXILIAR SIEMPRE ES UNA ... Centro de mesa Chavo del 8 Mexicano (Centerpiece Chavo the ... DECORACION DE FIESTA DEL CHAVO DEL OCHO + de 25 iDEAS ... CENTROS DE MESA DEL CHAVO DEL OCHO + de 30 iDEAS DIVERTIDAS

Mesa Para Ocho Citas Perthin - como pedir cita en la ...

  1. Maravillosa Decoración para una Cita Romántica
  2. 8 CITAS
  3. Gelatinas chavo del 8, para Negocio Dia del Niño, mesa de ...
  4. 8cho Citas - Pelicula Completa En Español Latino
  5. Centro de Mesa de Chavo Del Ocho - YouTube
  6. MESA DE MEZCLAS - Una SALIDA AUXILIAR SIEMPRE ES UNA ...
  7. Centro de mesa Chavo del 8 Mexicano (Centerpiece Chavo the ...
  8. DECORACION DE FIESTA DEL CHAVO DEL OCHO + de 25 iDEAS ...
  9. CENTROS DE MESA DEL CHAVO DEL OCHO + de 30 iDEAS DIVERTIDAS

ESTRENO DE 8 CITAS, ENTREVISTAS FESTIVAL MALAGA (CINEXPRÉS) - Duration: 2:53. ... No Damos Crédito (Grupo de Teatro) 454,839 views. 1:30:39. Perfectos desconocidos (2017) ... decoracion de fiesta del chavo del ocho + de 25 ideas divertidas aqui encontraras todo lo necesario para tu fiesta del chavo del ocho : las mejores 50 ideas ... Cualquier salida auxiliar (AUX SEND) con conector jack 1/4' o XLR de una mesa de mezclas siempre entrega una MEZCLA MONOFÓNICA. Incluso si conectamos una fue... centros de mesa del chavo del ocho aqui encontraras todo lo necesario para tu fiesta del chavo del ocho : las mejores 50 ideas para tu fiesta del chavo del o... Holaa Se acerca el dia del nino, y que mejor que celebrarlo con unas ricas gelatinas individuales de los personajes del chavo del 8, puedes hacer 1 o todos los per... Comedia -- España -- 2008 Selección oficial del Festival de Málaga. Ganadora como Mejor Opera Prima en el Festival Internacional de Cinema de Comedia de Peñíscola. Como todo el mundo sabe, el ... Visitanos en: paginas cotillones manualidades infantiles II Instagram crecionesinfantilesdefiesta Ideas para un mesa de dulces de la princesita Sofía - https://goo.gl/1THQzW Ideas para un cumpleaños de los Paw Patrol - https://goo.gl/CwHpYW Ideas para una fiesta del chavo del ocho - https ...